¿SE PUEDE USAR REPELENTE PARA EVITAR QUE MI PERRO ACCEDA A LUGARES QUE A MI NO ME GUSTAN?

Nos ha sucedido que cuando salimos y dejamos a nuestra mascota sola y volvemos, encontramos daños en las mesas, sillas, paredes, zapatos, entre otros objetos que estén a su alcance.

 

Existen métodos que ayudan a prevenir estos comportamientos, entre estos esta una educación canina, brindada por expertos donde te explican cuáles son los causantes de esta ansiedad, como se resuelve de una manera práctica y productos diseñados para estos casos como Entrenadores en Spray. A continuación los veremos:

 

Son repelentes que a través de un estímulo negativo o una mala asociación con el producto, una mala experiencia o sensación, van a evitar al máximo los lugares o zonas que lleguen a un olor específico, existen muchos repelentes en las tiendas de mascotas, a base de manzana agria, vinagre, pastos amargos y también se recomienda pimienta y ají. La función de los repelentes, es que el animal tenga una mala experiencia con el producto, el cual aplicado en cualquier cantidad, le genere un malestar al canino a nivel de olfato y tacto, lo cual no les va a gustar, con está mala experiencia el canino evita tener contacto alguno con lo que tenga este aroma.

 

 

Esto genera refuerzos negativos en el canino. Otro producto que puede servir como repelente, son los productos con cargas olfativas mentolados y con olores a eucalipto, con los cuales los perros no tienen una buena relación olfativa. La efectividad de estos repelentes no se puede medir en general, ya que algunos caninos son inmunes a ellos, y no les causa ningún efecto. La finalidad de estos repelentes no es solo de marcar, sino de asociar el producto con el canino de una forma negativa.

 

 

Hay que conocer cada individuo para poder proponer un repelente, ya que cualquier canino puede presentar una reacción o una intolerancia al producto, sean los mencionados o cualquier otro repelente, se recomienda  estar midiendo muy bien que el repelente no valla a causar algún daño.

 

¿QUE TIPO DE DAÑOS SE PUEDEN GENERAR?

 

*Irritabilidad

*Vómitos

*Diarreas

 

 

Al presentar cualquier síntoma de irritabilidad o intolerancia, se debe consultar de inmediato con un médico veterinario o especialista.

 

Todo depende, hay perros que les va mal con productos que venden químicos u orgánicos en tiendas para mascotas, y hay otros que no tanto.

 

 

Ninguno de los productos se da para que el perro los consuma,  de hecho la impregnación es mínima, Ejemplo: Se impregna mínimamente el producto en los dedos y se le acerca a sus encías o a su nariz para que el perro lo sienta, insistir para que el canino asocie negativamente y lo rechace,  por ser una cantidad mínima no tiene por qué implicar ningún riesgo, luego de hacer la función con el canino, se puede frotar un poco (mínimamente) del producto, en las zonas u objetos que el canino está dañando o que estén expuestas, Ejemplo: si su canino está haciendo daños con el jardín, se puede aplicar el producto directamente en los bordes superiores de la matera, Al momento del canino acercarse y olfatear, va a sentir un olor fuerte, lo que hace que nuestra mascota pierda interés por este objeto y así evitamos que lo dañe.

 

 

La función del repelente es evitar que nuestro canino llegue a lugares que nosotros no deseamos que ellos tengan acceso, y para lograr los objetivos en este caso, Daños entre otras cosas lo ideal es mezclar educación y productos como los antes mencionados.

Lo más importante para tener en cuenta, es que cada lugar o espacio u ocasión se ataca de una forma distinta.

 

 

Antes de analizar que esto va a ser una solución, se debe pensar en buscar el porqué del comportamiento que está presentando, el cual nos está llevando a buscar de emergencia productos que nos van a solucionar el problema temporalmente. Estos productos nunca solucionan un problema lo único que hacen es ser o convertirse en una herramienta para trabajar en la educación del perro.

 

 

 

Hay que conocer cada situación y saber que vas a implementar, cual es el objetivo de las herramientas que vas a utilizar para la educación, porque nada trabaja Solo, es decir, nada hace efecto por sí solo,  todo es una combinación de cosas, entonces más que un repelente, lo que funciona en la modificación de conducta de un perro, o en la educación, es el tiempo que el amo le pueda dedicar para trabajar con él, que entienda a que puede y a que no puede acceder.

Esperamos que este artículo haya sido de gran ayuda y claridad con respecto a los repelentes.

 

Si por algún motivo desea consultarnos se puede sentir en libertad de realizarlo, estaremos para servirle.

 

Muchas gracias.

Por

Sara Melissa Castro

Escribir comentario

Comentarios: 0